El sábado 1° de septiembre fue un día atípico en las ferias de la Red Cecosesola. En medio de tanta escasez de alimentos, había mucha mercancía en las ferias para atender a todos los que buscaron número por el área de productos regulados.

Sólo en la Feria del Centro, ese día se atendieron alrededor de 25.000 personas.Los trabajadores asociados estábamos allí desde las 6 de la mañana y las últimas personas en pasar compraron a las 10 de la noche. A partir de esa hora se produjo una verdadera lluvia de bendiciones en la red.

Cerca de las 11 de la noche, el Sr. Lany Gill, asiduo comprador de la Feria del Centro, escribió la primera felicitación en Facebook. Publicó un gran aviso donde nos felicitaba por lo que calificó como JORNADA MARATÓNICA.

A los pocos minutos, Yessica Peralta, escribió: Felicito hoy a la cooperativa Cecosesola de Barrio Unión. De verdad, es admirable el trabajo de esas personas. Acabo de salir y de verdad se merecen respeto ya que es una responsabilidad. De verdad, muchas bendiciones a todos sus trabajadores

A partir de ese momento, llovieron cientos de bendiciones que se extendieron todo el domingo.

Zulay Noguera, nos dice que la feria del Centro necesita suficiente alumbrado por dentro y por fuera porque no nos veíamos. Llegamos a las 10 y media de la noche a Tamaca. Mil bendiciones.

María Esperanza Botía López felicita a los trabajadores de la Feria que se portaron a la altura, se veían cansados pero aun así atendieron hasta la última persona que pasó. Gracias, muchas gracias.

 

MARIBEL HEREDIA, luego de felicitar a la Red Cecosesola especialmente a la de las Trinitarias donde compra, habla de que fue una jornada dura y sugiere que se habiliten desde temprano más cajas alternativas para no salir tan tarde de allí, ya que hay mucha inseguridad y falta de transportes. Pero a pesar de llegar a mi casa tarde y preocupada por la inseguridad y oscuridad, llegué feliz con mi dos harinas, dos pastas y dos arroz.

 

Milagro Suárez Giménez, piensa en Venezuela entera. Luego de agradecer a Dios y dar muchas bendiciones para quienes allí trabajan, dice: ejemplo a seguir. Si se tomara como referencia, nuestro país sería otro.

Esta variedad de opiniones se expresaron en Facebook no sólo en la página de la Red Cecosesola, sino en varias páginas que han creado compradores habituales de las ferias que se han organizado para compartir información útil sobre el status de la cola, qué productos hay, si los puntos de débito están funcionando, etc, etc. Y también se han creado grupos de Whatsapp con ese fin.

Un aspecto muy importante de estos grupos espontáneos es el papel educativo que vienen cumpliendo.

Neyla Pastrán hace un llamado a las personas en la cola:
Sean amables con su prójimo. Si tienes un número alto no te quedes atravesado en la acera donde nos formamos para entrar. Señores tengan Empatía con las demás personas
. Y algo NO menos Importante: Traten con Respeto y consideración a los Trabajadores de la Feria. Recuerden que cuando no hay productos no es culpa de la feria, ellos hacen lo humanamente posible por traernos productos. ¡Feliz Domingo! 

Este comentario fue aplaudido con 304 ME GUSTA                                            

Victor Alexander Doranteal referirse a las personas que se comen los cambures sin cancelarlos expone:   Me parece una Falta de respeto!! Hago un llamado a la Conciencia!! A que denunciemos este tipo de actos, sin miedo. No apoyemos estas sinverguensuras... Cuidemos estos espacios q' se han venido manteniendo con esfuerzo para seguir abasteciendo todo el Edo.Lara!! Mantengamos la vigilancia colectiva en cada espacio!! Demos el ejemplo de ser un buen Venezolano!!¡Juntos somos más! FelizNoche!!

Después de tantas alabanzas, Adiselys Castillo Guevara advierte con sabiduría: Cuando no haya productos no los insulten…

 

Danielson en la recarga de Red CecosesolaTodos los días en la RED CECOSESOLA nos inventamos alguna solución para los múltiples problemas que nos aquejan.

Frente a la intermitencia del funcionamiento de los puntos de débito creamos la posibilidad de recarga de dinero en nuestro carnet cooperativo, para aquellas personas que lo deseen. Entérate cómo funciona.

Nos ha pasado que estamos en la cola para pagar nuestras compras en las Ferias de Consumo Familiar y en ese momento avisan por el parlante: Disculpen, en este momento se acaba de caer la conexión con el Banco Tal. Esta situación sucede con frecuencia y con diferentes entidades bancarias. En otras ocasiones, no es un banco en particular, sino que todos los puntos de venta se quedan sin conexión alguna. Caos total.

Ante esto, desde hace un mes venimos implementando en la Cooperativa El Triunfo de Pueblo Nuevo y recientemente en la Feria del Centro, en Barrio Unión, la posibilidad de recargar en el carnet cooperativo el dinero que tenemos dispuesto para nuestras compras del fin de semana. En el momento de la compra, pasamos por la caja y el monto de la compra –sea en víveres o en verduras- se descuenta del monto que recargamos, luego de introducir nuestra clave personal. La máquina emite un comprobante de papel donde indica cuánto consumimos y cuánto nos queda disponible en el carnet.

Huellas en CecosesolaUn grupo de 60 jóvenes entre 17 y 20 años de edad, integrantes del Movimiento Juvenil HUELLAS, de inspiración ignaciana, compartieron con la Red Cecosesola, dentro de su proceso de formación en su CAMPAMENTO MISIÓN TRABAJO, desarrollado conjuntamente con Fé y Alegría.

Provenientes de Zulia, Táchira, Mérida, Portuguesa, Caracas y Lara, conocieron de cerca la experiencia de trabajo comunitario que desarrollamos como Red Cecosesola. Dedicamos la primera mañana a conversar sobre lo que somos, lo que hacemos y cómo lo hacemos. Vimos varios videos a partir de los cuales fuimos profundizando sobre la cultura dominante en nuestro país y la importancia de ir generando relaciones de respeto y solidaridad. Cómo a través de la reflexión en el trabajo, vamos comprendiendo lo enraizado que está entre nosotros el aprovechamiento, el individualismo, el sálvese quien pueda. Y cómo, a través del mismo trabajo en equipo, podemos ir sacando lo mejor de nosotros, pues a todas las personas nos gusta convivir en un ambiente de confianza y apoyo mutuo. Porque como dice Humberto Maturana, en el fondo, todos somos seres amorosos.

En los actuales momentos han crecido los problemas en el campo. Faltan las semillas, los insumos no los conseguimos a tiempo, tenemos problemas de transporte, pero seguimos luchando por nuestro país, dice Pedro Quintero, agricultor de la Cooperativa Estiguates-Puntaepiedras, en la zona alta del estado Trujillo.

¿Cuáles son las dificultades para conseguir los insumos?

Hay mucha burocracia. Muchas trabas. Allá llegan los bachaqueros que no sé cómo hacen para conseguir de todo pero a precios carísimos. Si uno de nosotros o de otro grupo cooperativo consigue material en otro estado, la Guardia no los deja pasar. Eso es un problema muy grande. Tienen que entender que queremos seguir trabajando porque lo de nosotros es producir.

Ha disminuido casi un 40% la cantidad de verduras que traen a las Ferias los grupos organizados ¿Por qué?

Una de las razones por las que traemos menos verduras a las ferias es porque la calidad de la semilla que estamos consiguiendo no da el mismo rendimiento. En algunos casos, rinde la mitad de la producción de antes. También porque los abonos están demasiado caros.

Otra razón por la que ha bajado la cantidad de hortalizas que estamos arrimando a las Ferias es que estamos produciendo una parte para el autoconsumo. En la zona, volvimos a sembrar trigo, que hace años se había abandonado. Arvejas, caraotas. También habas que ya no se producían.

Vivimos momentos muy difíciles en un país que está cambiando día a día. Podemos llorar por la situación y estancarnos en el dolor y la rabia. O reinventarnos, fortaleciendo los lazos familiares y profundizando nuestro proceso comunitario. En la Red Cecosesola todos los días se nos prende el bombillo. Todos los días nos inventamos una solución colectiva.

  • Ana María López, Feria de Ruiz Pineda: Hace dos años, ante el caos (y la violencia en algunos casos) para buscar el número para comprar productos regulados escasos, inventamos el carnet cooperativo y la entrega de números al azar para evitar el aprovechamiento de los más vivos. Todos los puntos de la red Cecosesola nos integramos para evitar que la misma persona comprara varias veces en la misma feria o comprara en varias ferias el mismo fin de semana. A partir de la invención del carnet muchas más familias nos estamos abasteciendo en las ferias.
  • Reinaldo Gómez, del área de la funeraria cooperativa: Ante la ausencia de láminas metálicas en el país, con el consiguiente “bachaqueo” de urnas, pasamos de herreros a carpinteros y aprendimos a fabricar urnas de madera en nuestro taller. Así garantizamos el servicio no sólo a las familias integradas al movimiento   cooperativo sino a cualquier persona de la comunidad que lo requiera.
  • Nerio Rodríguez, de la Feria del Centro: Ante la falta de efectivo: tramitamos más puntos de venta ante los bancos para tratar de que las compras en las Ferias de Consumo se hicieran más rápidas. Cuando se robaron el cableado telefónico en los alrededores de varias ferias, nos tocó comprar puntos inalámbricos de inmediato para paliar la situación.
  • Alfredo Artigas, equipo de compras de Cecosesola: Ante la disminución (de 60% a 18%) de la cantidad y variedad de verduras arrimadas a las Ferias por parte de los productores agrícolas integrados en la Red -por la escasez de semillas y otros insumos- hemos organizado cerca de 20 equipos que salen semanalmente a buscar verduras por todo el centro occidente de Venezuela.