A comienzos de la década de los 90 fue creciendo entre nosotros la preocupación por los deficientes servicios públicos de salud y en especial por el deterioro de aquellos prestados por el Instituto Venezolano de Seguros Sociales. Por otro lado, la medicina privada, debido a sus altos costos, se hacía inaccesible para nosotros, integrantes de los sectores populares. Es así que comenzamos a buscar alternativas por dos vertientes. Por un lado, iniciamos pequeños consultorios (partiendo con un sólo médico general) abiertos a toda la comunidad. Por otro lado, fuimos creando, dentro de nuestra propia organización, fondos solidarios para responder, aunque fuese parcialmente, a los costos de los servicios de salud de los miembros que participamos activamente en la red. En la mayoría de los casos estos fondos cubren, también, necesidades de salud de nuestros familiares.

Actualmente somos seis organizaciones que llevamos adelante servicios de consulta y diagnóstico de tipo ambulatorio y un Centro Integral Cooperativo de Salud (CICS), donde además tenemos a disposición: radiología, endoscopias, laboratorio clínico, cirugía y hospitalización así como los servicios alternativos de salud.

Nos encontramos en un proceso permanente de reflexión en función de ir descubriendo cómo relacionarnos en el área de salud. Asumimos como un reto constante el superar las relaciones jerárquicas y piramidales que se dan de manera frecuente en los servicios de salud, sean estos comunitarios, públicos o privados. En este sentido nos hemos propuesto asumir la salud, como un proyecto solidario que se expresa en las relaciones de respeto que vamos construyendo entre nosotros y nosotras como integrantes de una misma comunidad. Es así que en nuestro proceso van emergiendo características muy diferentes a las acostumbradas en el sector.

Como fruto del proceso de reflexión ha venido creciendo nuestro compromiso de profundizar una visión holística e integradora de la salud, desarrollando actividades en función de la prevención y de la promoción de la misma, haciendo hincapié en la auto responsabilidad. Estas actividades incluyen parto natural humanizado, hidroterapias, acupuntura, masajes, yoga, tai chi, bailoterapia y talleres de comida saludable, todas las cuales ocupan un lugar muy importante en nuestro quehacer cotidiano.

Creando fondos para nuestra salud: Simultáneamente, mientras constituíamos servicios de salud abiertos para todos, fuimos creando fondos solidarios para casos de enfermedad de los miembros que participamos activamente en la red, incorporados todos en nuestras múltiples reuniones. Cada organización integrada que lo deseemos creamos nuestro fondo según nuestros propios criterios: Definimos si cubre a nuestros familiares y en tal caso especificamos su parentesco, determinamos las necesidades de salud que se atienden así como el porcentaje del gasto reembolsado al asociado. Estos fondos locales cubren los gastos menores. Para casos de mayor envergadura, entre todos alimentamos un fondo integrado que complementa la parte del costo no cubierto por nuestra familia y por el fondo del grupo al que pertenecemos.

 Este sistema de ayuda mutua funciona con base en la confianza, sin un reglamento escrito. Cualquier actitud de aprovechamiento es analizada en profundidad en nuestras múltiples reuniones. Actualmente nos encontramos integradas a esta red de apoyo mutuo 23 organizaciones con más de 3000 personas protegidas.

Noticias

¡FILOSOFÍA CON NIÑ@S! ¡FILOSOFÍA CON NIÑ@S! Lunes, 10 Diciembre 2018 Visitar una escuela pública en las afueras de Río de Janeiro y ser invitados...
Cecosesola: Gente ordinaria haciendo cosas extraordinarias Cecosesola: Gente ordinaria haciendo cosas extraordinarias Viernes, 02 Noviembre 2018 El autor de esta hermosa frase es Mariano Fandós quien nos visitó recientemente,...
IMPACTANTES RESULTADOS DEL BALANCE CINCUENTENARIO IMPACTANTES RESULTADOS DEL BALANCE CINCUENTENARIO Martes, 23 Octubre 2018 El lunes 22 de octubre, fueron presentados públicamente los resultados del estudio...

Ver enlaces

Enlaces de interés