En los actuales momentos han crecido los problemas en el campo. Faltan las semillas, los insumos no los conseguimos a tiempo, tenemos problemas de transporte, pero seguimos luchando por nuestro país, dice Pedro Quintero, agricultor de la Cooperativa Estiguates-Puntaepiedras, en la zona alta del estado Trujillo.

¿Cuáles son las dificultades para conseguir los insumos?

Hay mucha burocracia. Muchas trabas. Allá llegan los bachaqueros que no sé cómo hacen para conseguir de todo pero a precios carísimos. Si uno de nosotros o de otro grupo cooperativo consigue material en otro estado, la Guardia no los deja pasar. Eso es un problema muy grande. Tienen que entender que queremos seguir trabajando porque lo de nosotros es producir.

Ha disminuido casi un 40% la cantidad de verduras que traen a las Ferias los grupos organizados ¿Por qué?

Una de las razones por las que traemos menos verduras a las ferias es porque la calidad de la semilla que estamos consiguiendo no da el mismo rendimiento. En algunos casos, rinde la mitad de la producción de antes. También porque los abonos están demasiado caros.

Otra razón por la que ha bajado la cantidad de hortalizas que estamos arrimando a las Ferias es que estamos produciendo una parte para el autoconsumo. En la zona, volvimos a sembrar trigo, que hace años se había abandonado. Arvejas, caraotas. También habas que ya no se producían.

¿Cómo cooperativa qué están haciendo para superar estas dificultades?

Nosotros tenemos más de 20 años luchando junto con los demás grupos que integramos a Cecosesola. Tenemos un fondo de financiamiento que alimentamos entre todos: los grupos de productores, las cooperativas, las ferias…

Con este fondo nos apoyamos para financiar el abono, las semillas… Que cuando se consiguen hay que pagarlas de inmediato porque ya para mañana es otro precio y no las podríamos comprar.

También estamos experimentando con la producción de semillas. Por ejemplo, con la semilla de papas estamos en contacto con la gente de Proimpa, en el estado Mérida.

¿Qué le dirías a la gente que se da por vencida?

Que sigamos luchando por nuestro país. El que produce zapatos, el que produce cauchos, Cada quien en su lugar. Pero con ganas de producir. Entre todos, unidos, lo podemos lograr.