Hace treinta años -como Red Cecosesola- creamos nuestro propio fondo de financiamiento cooperativo que nutrimos con aportes de cada una de las organizaciones que la conformamos. Con este fondo hemos financiado la construcción de galpones, adquisición de tractores y camiones, compra de tierras y sistemas de riego, compra de insumos,  compra de equipos, capital de trabajo…

Los préstamos son aprobados por consenso entre los integrantes de la red. El aval para tener acceso a los créditos es el grado de transparencia, responsabilidad, equidad y solidaridad que hayamos mostrado. El seguimiento a la devolución de esos dineros colectivos es responsabilidad de todos y por ello, los préstamos otorgados se han recuperado oportunamente.

Una de las claves para el manejo adecuado de ese fondo ha sido la comunicación. Cada grupo plantea los logros y las dificultades que van confrontando y algo muy importante el proceso de integración humana y de cohesión que viven. Los altos y bajos. No ocultamos los problemas, los conversamos con transparencia con los demás para poder apoyarnos. No hay aquello de que “los trapos sucios se lavan en casa”. Tenemos una casa común donde todos ayudamos a lavar la ropa.

En la última reunión de apoyo mutuo realizada en el Turmal, estado Trujillo, tomamos importantes decisiones que reflejan cómo nos vamos adaptando a los drásticos cambios que vive el país. Considerando cómo ha bajado la inflación, acordamos bajar de 100% a 60% las tasas de interés anual que nos cobramos. En el año 2018, que fue el más crítico,  la hiperinflación llegó a ser de 130.000%. En el 2021, según cifras del Banco Central de Venezuela, fue de  686%.

También analizamos la difícil situación económica que están atravesando las cooperativas de la ciudad que desarrollan ferias de consumo familiar, ante los nuevos pagos de los impuestos municipales y del impuesto sobre la renta. Como hasta ahora las cooperativas con Ferias aportaban al Fondo de Financiamiento el 1.5% del monto de todas las compras que se hacían en Cecosesola, se acordó, por consenso, bajar ese aporte del 1,5% a 0,5%. Partiendo de la solidez actual que tiene el fondo y el descenso de la inflación.

Esta manera de gestionar el fondo de financiamiento cooperativo, adecuándonos a los cambios y construyendo equidad entre nosotros es un ejemplo más de que otro mundo es posible.

Entradas recomendadas