Un espacio de apoyo mutuo y autonomía

5/5

Que en tiempos de coronavirus se movilicen casi ciento veinte personas del centro occidente del país,  para encontrarse un fin de semana en un hermoso pueblo de Trujillo,  es algo poco común. Que además se reúnan para contarse los logros y las dificultades que viven las 39 organizaciones a las cuales pertenecen, es maravilloso. Y que además, esa conversación sea un espacio educativo para analizar cómo marcha el fondo de financiamiento que han venido construyendo entre todos desde 1993 para apoyarse y consolidar cada día más su autonomía e independencia como red comunitaria, es algo sin duda extraordinario.

Eso es lo que sucedió del 13 al 15 de noviembre en la Quebrada, capital del Municipio Rangel, del Estado Trujillo. La cooperativa de productores agrícolas San Roque fue la anfitriona de este encuentro bimensual que llamamos Instancia de Apoyo Mutuo, donde colectivamente administramos el Fondo de Financiamiento Cooperativo.  

Este fondo lo nutrimos con un 3 % de la producción que arrimamos las 17 organizaciones agrícolas que reunimos más de 300 productores y productoras.  Con un 1,5 % de toda la mercancía que compramos en la Red las 22 organizaciones que desarrollamos actividades de abastecimiento comunitario y las unidades de producción familiar que integramos la Red Cecosesola.

Con este fondo nos financiamos compra de semillas, abono orgánico, terrenos, ampliaciones, capital de trabajo, compra de vehículos y repuestos, equipos médicos… El otorgamiento de los créditos se decide por consenso en esta reunión bimensual y todos estamos pendientes del seguimiento en la cobranza, pues cuando se devuelve lo adeudado ya hay otro grupo que lo espera para solventar una necesidad.

En estos encuentros bimensuales compartimos reflexiones sobre nuestro quehacer cooperativo. Las dificultades que se presentan en  nuestras relaciones internas como grupo y cómo las vamos conversando para superarlas. Qué herramientas educativas vamos descubriendo y cómo compartirlas. Buscamos maneras de ayudarnos, no sólo en lo económico, sino en las formas de encarar los conflictos y cómo aprender de ellos para fortalecernos y crecer como personas.

La comunicación entre todos quienes integramos la Red Cecosesola es fundamental para construir confianza. Por ello, cuando cualquier grupo tiene una dificultad lo plantea. Al explicar con claridad a los demás qué les está sucediendo, comienzan a surgir distintas soluciones desde donde menos se esperan. Esta transparencia es parte de lo que somos y va fortaleciendo continuamente nuestros lazos de solidaridad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram