Cerca de 40 compañeros y compañeras de la RED CECOSESOLA están viajando todas las semanas por Barinas, Portuguesa, Cojedes, Falcón, Yaracuy, Trujillo, Mérida y Lara buscando verduras directamente en los campos más recónditos.

La red Cecosesola moviliza semanalmente 800 toneladas de verduras y hortalizas. Debido a la falta de semillas y otros insumos, las 15 organizaciones de agricultores que integran la Red, sólo están arrimando el 18% de esos requerimientos para abastecer las Ferias de Consumo Familiar. Esto nos ha obligado a salir directamente a establecer relaciones con productores no organizados en más de 20 zonas del occidente de Venezuela.

 

Dixon Rodríguez, de la Cooperativa El Triunfo, nos explica: en el equipo de compras nos distribuimos por zonas. Siempre vamos dos o tres compañer@s y conversamos con los productores. Les explicamos cómo trabajamos en el movimiento cooperativo, qué son las ferias y así vamos dándonos a conocer y a la vez conocemos al productor. Acordamos cantidades de los productos, tiempo de entrega y precio. Siempre de palabra y lo que se acuerda es sagrado. Pagamos de contado. Poco a poco, vamos estableciendo relaciones de confianza. Como no hay intermediarios, logramos que el producto tenga buen precio para el productor. Y también buen precio para las familias que compramos todas las semanas en las ferias.

 

Le preguntamos a Wilmary Canelón, de la Feria del Centro: ¿cómo saben a dónde ir a buscar productos? Nos cuenta: A veces, un productor llama a Cecosesola directamente y nos pide que lo visitemos. Otras veces, un productor que ya está arrimando verduras a la feria le dice a otro y a otro. Y se difunde nuestra forma de trabajar como comunidad organizada. Algo muy importante que hacemos es estimular a los productores individuales a que se vayan organizando en su zona. A que conozcan a los grupos ya organizados y se animen a trabajar colectivamente.

Los lunes en la mañana, unas treinta personas del equipo de compras se reúnen a coordinar una operación logística muy compleja. Cuánto están necesitando las diferentes ferias, cuánto será arrimado por las cooperativas agrícolas de la red según la planificación acordada, cuánto hay que buscar entre productores no organizados, a qué precio están esos rubros en el mercado tradicional, a cómo lo podremos pagar como red…

Eduardo Salas, menciona otro elemento clave de este gran rompecabezas: el transporte. Hay graves dificultades para movilizar la producción desde los campos hasta Barquisimeto. Nos vamos coordinando con los productores que todavía disponen de camiones aptos para los traslados. También, entre las cooperativas de la ciudad, nos prestamos los camiones según las necesidades que se van presentando pero siempre resultan insuficientes.

Las salidas al campo, como nosotros les decimos, representan un esfuerzo muy grande. Recorremos distancias muy largas. A veces pasamos hambre porque por ahí no hay restaurantes ni nada de eso. Nos accidentamos. Nos trasnochamos. Pero lo hacemos con gusto porque sabemos que en gran parte de eso depende que nuestras ferias tengan un precio accesible y estén bien surtidas cada semana.